septiembre, 2015

now browsing by month

 

Cómo ahorrar en el impuesto de la renta 2015 con la reforma fiscal

El 1 de enero entró en vigor la reforma fiscal 2015, introduciendo importantes cambios en la Campaña de la Renta. Con ella, Hacienda recauda el 42% del total de los ingresos impositivos de unos 18 millones de contribuyentes. Si bien por un lado los cambios en las tablas del Impuesto de la Renta de las Personas Físicas (IPRF) y mínimos familiares y personales supondrán un ahorro, por otro lado, la reforma conlleva el fin de algunas deducciones habituales, sobre todo en los planes de vivienda.

Conocer las claves y novedades es fundamental si se quiere obtener el máximo beneficio y evitar sorpresas:

  1. Una de las principales modificaciones afecta a la deducción por alquiler de vivienda habitual. Hasta ahora suponía una media de 212 euros para aquellos contribuyentes cuya base imponible era inferior a 24.107,20 euros. Con la reforma fiscal de 2015 desaparece para aquellos alquileres que no se hayan formalizado antes de su entrada en vigor.
  2. En cuanto a los propietarios del inmueble, la exención por el alquiler se sitúa en el 60% y se mantiene en el 100% cuando arrienden la vivienda a menores de 35 años.
  3. En el lado contrario están aquellas personas que vendan su casa. Para estos contribuyentes la reforma supone un aumento de la tributación, debido a la eliminación de los coeficientes de actualización o la limitación de los de abatimiento.
  4. Los contribuyentes que hayan comprado su vivienda habitual o hecho algún pago para su construcción antes del 1 de enero de 2013 seguirán desgravándose. Hasta el 15% de las cantidades invertidas, con un límite de inversión de 9.040 euros. Y siempre que se hayan deducido en 2012 o años anteriores.
  5. Las personas que hayan invertido antes de 1 de enero de 2013 en ampliar, rehabilitar o adaptar su vivienda habitual podrán deducirse hasta un 15% del total invertido con el mismo tope que en el caso anterior. Y hasta un 20% (25% en Cataluña) para obras de adaptación de personas con movilidad reducida, con un tope de 12.080 euros. Las obras deberán finalizar antes de 2017.
  6. Los mayores de 65 años no tendrán que tributar en ningún caso por la venta de su vivienda habitual. Asimismo, las ganancias patrimoniales que obtengan de vender su segunda residencia quedan libres de impuestos con la reforma fiscal de 2015. Siempre y cuando se reinviertan en una renta vitalicia asegurada -como un seguro de ahorro o plan de pensiones- que complemente la pensión, con un límite de 240.000 euros y en el plazo de seis meses.
  7. Este mismo supuesto para contribuyentes de más de 65 años, también se extiende a las plusvalías de la venta de acciones en Bolsa. No para la venta de una cartera de bonos, que sí se deberán tributar.
  8. Los cambios también se extienden a los planes de pensiones, tanto en las aportaciones como en el rescate. Si hasta el momento el máximo de aportaciones anuales deducibles era de 10.000 euros, ahora se rebaja hasta los 8.000 euros anuales. El dinero ahorrado podrá rescatarse no solo en caso de jubilación, invalidez, desahucio o paro de larga duración sino en todo caso a partir de los diez años desde el comienzo de las aportaciones.
  9. Tampoco tributarán los rendimientos del trabajo en el extranjero. Los trabajadores desplazados hasta otros países por sus empresas, no tendrán que rendir cuentas si no superan el tope máximo de 60.100 euros anuales.
  10. Las indemnizaciones por despido del trabajador seguirán exentas hasta los 180.000 euros.
  11. En cambio, sí hay cambios en las acciones entregadas por la empresa a sus trabajadores. A partir de ahora dejan de estar libres de impuestos.

Medidas para reducir la factura fiscal

Además de llevar a cabo algunas tareas de última hora en 2014, los técnicos de organismos como Gestha apuntan una serie de consejos y medidas de ahorro para las próximas declaraciones ante Hacienda. Si bien lo ideal es haberlas llevado a la práctica ya en diciembre de 2014, es mejor tomar nota para ponerlas en uso cuanto antes. Entre el primer grupo destacan las aportaciones a un plan de pensiones. En el ejercicio 2014 se ha prorrogado el aumento de las tarifas del IPRF de 0,75 a 7 puntos, en función de los ingresos.

Entre las segundas prácticas, los expertos recomiendan contribuir con colegios de huérfanos, sindicatos de trabajadores o colegios profesionales. Con este gesto se pueden reducir los rendimientos hasta en 300 euros.

En el nuevo marco fiscal también cobran especial importancia las donaciones a ONG y entidades sin fines lucrativos acogidas a la “Ley 49/2002”. Los donantes podrán desgravarse entre el 25% y el 10% de sus aportaciones en la Renta. Y en el caso de que el donativo se haya realizado a la misma entidad durante los últimos tres años, la deducción podría alcanzar hasta el 75% de los primeros 150 euros.

Por su parte, las aportaciones a formaciones políticas pueden suponer un ahorro medio al contribuyente de 157 euros con la nueva reforma fiscal de 2015. Aunque siempre dependerá de la cantidad aportada, la renta y la comunidad autónoma donde se resida. En todo caso, supondrá una deducción del 20% de las cuotas hasta un máximo de 600 euros.

Otro “truco” recomendado por los expertos es esperar hasta este año para poner a la venta los bienes que tengan menos de un año de antigüedad. Tributarán en la base del ahorro a tipos fijos del 21%, 25% y 27% y se pagarán menos impuestos. Una opción a considerar es que vendedor y cobrador hayan pactado aplazar –previo acuerdo sobre el precio de venta- el cobro a 2015 para obtener más beneficio y rendimiento fiscal. Tal como advierte el banco suizo Mirabaud, este aplazamiento deberá firmarse ante notario y contemplarlo en la declaración de la renta de 2014 para que sea visible a los ojos de Hacienda.

Nuevas deducciones para familias numerosas

La reforma fiscal trae nuevas deducciones en el IPRF para las familias numerosas o con descendientes o ascendientes en situación de discapacidad. Se estima que en España hay aproximadamente unas 553.000 familias en esta situación: 474.651 sin hijos discapacitados y 78.807 con hijos con discapacidad.

No obstante, solo tendrán derecho a estas nuevas deducciones las familias que tributen a la Seguridad Social a través de su declaración de la Renta. Asimismo, estas familias podrán disfrutar de desgravaciones en el tramo autonómico de la renta.

El nuevo marco fiscal contempla la posibilidad de que estas cuantías puedan cobrarse en el mismo momento de presentar la solicitud y de manera mensual sin tener que esperar a hacer efectiva la declaración de la renta 2015 en el año 2016.

Las cuantías ascienden a los 1.200 euros anuales por cada hijo o ascendiente (padre o madre) discapacitado y por familia numerosa. En el caso de tener cinco o más hijos, el importe será de 2.400 euros anuales. En mensualidades, serán de 100 y 200 euros respectivamente.

Emprender en el nuevo marco fiscal

Muchas personas ven una intención en la reforma fiscal de 2015 de acabar con las continuas trabas que los emprendedores se encuentran en su nuevo camino. Y es que de algún modo se incentiva a aquellas empresas que sean capaces de autofinanciarse o reinventir sus beneficios.

Así, hay nuevos incentivos para la financiación de los “business angels” o “capital semilla” para el inicio de una actividad. Es decir, que aquellos amigos o familiares de emprendedores podrán tener una recompensa en la factura fiscal si apoyan al futuro negocio. Estos inversores se incorporan al accionariado por un plazo de entre 3 y 12 años y obtienen una deducción del 20% sobre la cuota del IPRF de la inversión realizada. La base máxima de la deducción es de 50.000 euros anuales y la participación nunca podrá ser superior al 40% del capital.

Sin embargo, se eliminan otras deducciones. Los emprendedores que antes de la reforma fiscal de 2015 ponían en marcha un negocio mediante la modalidad de Sociedad Limitada Nueva Empresa se deducían el 15% de las aportaciones a una cuenta ahorro-empresa hasta el límite de 9.000 euros anuales.

De igual modo, los contribuyentes empleadores que presentaban un importe neto inferior a los 5 millones de euros y una plantilla inferior a los 25 empleados, tenían una reducción del 20% del rendimiento neto positivo al mantener o crear empleo. La reforma eliminará ambas deducciones.

Tras la reforma fiscal de 2015, cobra más importancia que nunca la planificación y el asesoramiento para evitar contratiempos. Sobre todo si se han llevado a cabo acciones como la venta de una casa. En cualquier caso, tanto si se ha vendido o rehabilitado una vivienda habitual como si se prevé montar un nuevo negocio, los contribuyentes –autónomos, ahorradores, pymes- deben conocer los cambios fiscales y su proyección a la hora de hacer cálculos y rendir cuentas de sus rendimientos del trabajo ante Hacienda. Y hacer el tránsito a la reforma fiscal de 2015 con sobresaliente.

Registro de Morosos, prácticas abusivas frecuentes

A veces la inclusión en un fichero de morosos se hace en violación de la ley. Aquí un pequeño recordatorio de prácticas prohibidas por las que puedes (y debes) denunciar.

  • Deuda disputada. Si la deuda es objeto de cualquier tipo de reclamación no pueden incluirte en un fichero de morosos. Esto porque existe un principio de duda sobre la misma. Si tus datos siguen apareciendo en el registro y tanto la empresa como el fichero se niegan a cancelarlos, podemos acudir a la Agencia Española de Protección de Datos (AEPD) y denunciar.
  • Ya no está permitido el «saldo cero».Antes que entrara en vigor la Ley Orgánica de Protección de Datos (LOPD) en 1999, estaba permitido que los ficheros mantuvieran los datos personales de una persona tras que esta hubiera saldado la deuda, bajo el epígrafe saldo cero o similares. Hoy día está prohibido: una vez abonado el pago o demostrado que la deuda no existe es obligatorio borrar la información del usuario.
  • Cancelación después de seis años. La ley obliga a borrar los datos personales de cualquier persona transcurridos seis años desde su inclusión en cualquier fichero, aunque la deuda no haya sido saldada. La falta de cancelación después de este plazo suele darse a menudo cuando una empresa compra una cartera de impagados y considera todas las deudas como si fueran nuevas, pero tienes derecho a pedir la cancelación del registro.
  • Deuda cierta, vencida, exigible y reclamada. Si faltan estos requisitos, puedes ejercer tus derechos de oposición y cancelación del fichero. No vale, por ejemplo, que te apunten una deuda —y por eso acabes en un fichero— por un servicio por el que te habías dado de baja hace meses. Tampoco te pueden meter en una lista de impagados por algo que te ofrecieron pero que nunca compraste y del que no existe comprobante.

¡Pide una indemnización!

No es necesario probar que has sufrido un prejuicio económico para pedir una indemnización. La jurisprudencia del Tribunal Supremo establece que es suficiente que los datos de una persona estén incluidos indebidamente en un fichero de morosos para obtener un reembolso, al considerarse una violación al derecho al honor y buen nombre.

También puedes reclamar en paralelo por las dos vías —la AEPD y los tribunales—. “Recomiendo ir a los tribunales para casos muy flagrantes; si son más dudosos aconsejo denunciar ante la Agencia y luego ir a juicio, porque las resoluciones de la AEPD tienen un peso específico importante”, comenta Ribón.

Por otro lado, recuerda que, si justificas haber sufrido una pérdida económica a causa de la inscripción en un registro, puedes obtener una mayor indemnización. “Por ejemplo, si has firmado un contrato de arras y depositado 10.000 euros para comprar una casa, pero al aparecer en un registro de morosos no te conceden la hipoteca y pierdes ese dinero. Es un perjuicio claro”, ejemplifica Ribón.

Cómo ganar dinero en 8 pasos

Si nos dan a elegir entre ahorrar o ganar más dinero, elige la segunda opción.
La frugalidad realmente es no tener la necesidad de almacenar cosas que no necesitamos, no gastar un dinero que no tenemos para comprar algo que si lo pensamos dos veces, no nos hace más felices, y desde luego, vivir dentro de nuestras posibilidades, que básicamente es lo que significa gastar menos de lo que ganamos.
Gastar menos dinero realmente es lo más sencillo, y quizá por eso es la opción elegida por la mayoría de personas, porque cualquiera sabe ahorrarse dinero tomándose el café en casa en lugar de una cafetería y hacer un botellón en casa en lugar de tomarse un par de copas en compañía con los amigos.
La opción más difícil, pero más rentable, sin duda es ganar más dinero. Y es que la riqueza no viene del ahorro, sino de buscar formas de generar más ingresos y crear más activos, incluidos los negocios, a no ser que seas un directivo de una gran compañía que cada año te embolsas más de 1 millón de euros.

El dinero no lo es todo. Tal vez para ti el dinero está casi al final de la lista. Todos tienen su propia definición de éxito. La mía es ésta: “El éxito es hacer que aquellos que creyeron en ti se vean inteligentes”.

Para mí, el dinero no es tan importante, pero tengo que confesar que sí me importó mucho en alguna época (tal vez porque no tenía mucho). ¿Qué tipo de cosas debes hacer para aumentar tus oportunidades de unirte al club de los millonarios?

1. Deja de obsesionarte con el dinero. Descubre si lo que haces te distrae de las cosas que realmente te ayudarían a hacer crecer tu fortuna. Cambia tu perspectiva. “Ve el dinero no como tu meta principal sino como un resultado por hacer bien las cosas”.

2. Comienza un registro para saber a cuánta gente ayudas, aunque sea algo pequeño. Las personas más exitosas que conozco ayudan mucho. Son muy buenas entendiendo a los demás y ayudándolos a alcanzar sus metas. Saben que su éxito está basado en el éxito de la gente a su alrededor. Así que trabajan duro para hacer que los otros triunfen: sus empleados, clientes, vendedores, proveedores, etcétera.

3. Deja de pensar en hacer un millón de dólares y comienza a pensar en ayudar a un millón de personas. Cuando sólo tienes algunos clientes y tu meta es hacer mucho dinero, vas a buscar muchas maneras de quitarle hasta el último peso a los consumidores. Pero cuando encuentras una forma de servir a un millón de personas muchas cosas buenas pueden pasar.

El poder de la palabra es sorprendente. La retroalimentación que recibes es exponencialmente mayor así como tus oportunidades para mejorar tus productos y servicios. Tendrás la oportunidad de contratar a más empleados y beneficiarte de su experiencia, sus habilidades y su genialidad en general.

Con el tiempo tu negocio se convertirá en algo que nunca hubieras soñando, ya que tus empleados y clientes te llevarán a lugares increíbles. Ayuda a un millón de personas y el dinero llegará.

4. Ve el hacer dinero como una forma de hacer más cosas. De forma general hay dos tipos de personas:

1. Una hace las cosas porque quiere ganar dinero. Entre más cosas haga más dinero tendrá. No importa mucho su producto o servicio, hará lo que sea mientras los clientes le paguen.

2. La otra quiere hacer dinero porque esto le permitirá hacer más cosas. Busca mejorar su producto y extender su línea. Quiere crear otro libro, canción, película. Ama lo que hace y ve el ganar dinero como una forma de hacer más de lo que ama. El sueño de tener una empresa que haga las mejores cosas y ganar dinero es una forma de alimentar el sueño.

Aunque es posible encontrar un producto que todos quieran y te vuelvas rico al vender ese producto, muchos empresarios exitosos evolucionan y crecen cuando ganan dinero y lo reinvierten en una búsqueda incesante de la excelencia.

“No hacemos películas para ganar dinero, ganamos dinero para hacer más películas” -Walt Disney.

5. Haz una cosa mejor. Elige una cosa en la que seas mejor que la mayoría de la gente. Enfócate en hacer UNA cosa. Practica, aprende, trabaja, evalúa. Autocritica tus creaciones, no de una manera masoquista, pero sí para asegurar que tu trabajo mejore en todo. La gente exitosa financieramente hablando, hace bien una cosa por la que el mundo está dispuesto a pagar.

La excelencia es la recompensa, pero ésta también demanda una paga mucho mayor y mucho más respeto, valor, realización y sentido de logro. Todo esto te hace rico en términos no monetarios.

6. Haz una lista de 10 personas que hagan una cosa bien. ¿Cómo elegiste a esos 10? ¿Cómo determinaste quién era el “mejor”? ¿Cómo mides su “éxito”? Usa esos criterios para medir tu progreso y convertirte en el mejor. No sólo admires a las personas exitosas. Mira más de cerca a lo que las hace exitosas. Usas esos criterios para crear tu propio éxito.

7. Haz un seguimiento de tu progreso. Tendemos a convertirnos en lo que medimos, así que haz un seguimiento al menos una vez por semana. Tal vez verás a cuántas personas has ayudado o a cuántos clientes has servido o evaluarás los pasos clave en tu recorrido para convertirte el mejor.

8. Crea rutinas que aseguren el progreso. Nunca olvides que alcanzar una meta se basa en crear rutinas. Por ejemplo si quieres escribir un libro de 200 páginas esa es tu meta. Tu sistema para alcanzarla puede ser escribir cuatro páginas por día, ésa es tu rutina. Esperar y desear no hará que termines tu trabajo, pero comprometerte a tu rutina te ayudará a lograr tu meta.

Ponte metas, crea rutinas que apoyen esas metas y haz un registro de tu progreso. Arregla lo que no funcione. Mejora y repite lo que sí funcione. Busca ser mejor de lo que eras ayer. Pronto serás bueno, después serás excelente y algún día serás el mejor. Llegará el día en el que, sin que lo notes, seas millonario, si es que ese tipo de cosas te interesan.

Cómo montar un Bar

Con un Bar en cada esquina. Lo primero a preguntarte es, ¿vas a ofrecer algo diferente?.

Un bar es uno de los proyectos empresariales más comunes. La cultura española, unido a la alta calidad de la gastronomía y al alto nivel de los productos de nuestro país, generan una oportunidad de negocio en este tipo de establecimientos. ¿Qué debemos tener en cuenta para montar un bar? ¿Qué normativa tenemos que seguir? ¿Cuánto cuesta montar un bar con garantías de éxito?

Lo primero que todo el mundo hace es, calcular cual es la inversión que necesitará para montar su proyecto de hostelería. Pero creo que deberían de preguntarse ¿Como puedo saber cual es la inversión inicial, si no he preparado un plan de negocio? y ¿Para que voy a preparar un plan de negocio si no se que inversión debo de hacer? Parece la pescadilla que se muerde la cola, así que antes de nada te voy a dar unas nociones básicas, nosotros lo hemos resuelto mediante lo que denominamos una CONSULTORÍA DE INVERSIÓN para negocios de restauración, donde te explicamos paso a paso cual es la inversión, si quieres mas información.

Te voy adelantando que en restauración «Las cosas NO son lo que parecen» y la inversión en un negocio de hostelería es alta, por lo que no es recomedable para la inmensa mayoría de los emprendedores que quieren montar un negocio y andan escasos de recursos.

– ¿Qué condiciones específicas debe tener un local para ser habilitado como bar?

Al ser una actividad calificada. Deberá cumplir la normativa vigente (local, regional y nacional). Por tanto, repasamos a continuación las necesidades que se deben cumplir y se deben tener en cuenta para poner en marcha un bar, sin aportar datos concretos, ya que estos pueden variar en función de la normativa local o autonómica:

  1. Proyecto arquitecto.
  2. Proyecto eléctrico y V.B. Industria.
  3. Servicios específicos para minusválidos.
  4. Salida de humos adecuada.
  5. Insonorización adecuada.
  6. Señalización correcta y medidas contra incendios.
  7. Altura determinada techo.

– ¿Qué papeles o gestiones específicas debe realizar el propietario de un bar?

  1. Alta en IAE (Impuesto de Actividades Empresariales) en Hacienda.
  2. Alta en Tesorería General de la Seguridad Social.
  3. Licencia de apertura en Ayuntamiento.
  4. Contrato de alquiler local.
  5. Si hay terraza, proyecto terraza y presentar en Ayto.
  6. Seguros Resposabilidad Civil, contra incendios.

– ¿Qué recomendaciones generales ofrecería a una persona que quiera abrir un bar?

  • Realizar un plan de negocio.
  • Tener financiación suficiente.
  • Negociar con proveedores, facturación mensual, día de pago.
  • Cocineros y camareros con buena formación y experiencia.
  • Definir adecuadamente el público objetivo al que se dirige, y tomar decisiones empresariales en función de esta determinación.
  • Análisis costes productos por profesional.
  • Si hay terraza, trabajar con PDA’s.
  • Profesional que lleve: contabilidad, fiscalidad y laboral.
  • Buscar patrocinador para terraza y rótulos con marcas de bebidas.
  • Página web o/y estar en redes sociales, buscar posicionamiento en Internet.

– ¿Qué inversión (media) puede requerir la puesta en marcha de este tipo de negocio?

Es el dinero que necesitarás para arrancar tu negocio, este debes estirarlo al máximo pues necesitaras reservar una parte para imprevistos y cubrir los primeros meses que son los mas duros hasta que empiezas a ingresar dinero con tu actividad. Para ir abriendo boca y que os hagáis una idea de cual es la la inversión inicial, tenéis que tener en cuenta que la inversión en la obra de tu negocio puede llegar a suponer el 50% de tu inversión inicial, os he preparado tres escenarios numéricos aproximados para que sepáis mas o menos de cuanto estamos hablando.Estos corresponde a la inversión en obra nueva, para negocios de hostelería, que depende del concepto que querais montar y la superficie en metros cuadrados,

Para un local 100 mt 2 en local de obra nueva, entre 1100€ – 1.800€ metro2 = 110.000€ – 180.000€
Para un local 150 mt 2 en local de obra nueva, entre 1100€ – 1.800€ metro2 = 165.000€ – 270.000€
Para un local 300 mt 2 en local de obra nueva, entre 1100€ – 1.800€ metro2 = 330.000€ – 540.000€
CONSEJO: Para la reforma, diseño y acondicionamiento del local utiliza a profesionales con experiencia.
RECOMENDAMOS:
logo-transp

Por qué trabajando desde casa eres más productivo que en la oficina

El teletrabajo es una alternativa cada día más extendida en muchas empresas. A menudo cuando hablamos de esta cuestión pensamos en trabajar desde casa de forma exclusiva y no tanto como una alternativa al trabajo desde la oficina. Esta es la opción para mi más interesante y una ventaja si sabemos aprovecharla, porque trabajar desde casa te puede ayudar a ser más productivo.

2014-12-01_1834

Para ello tenemos que contar con la infraestructura adecuada. Tanto si nos conectamos a aplicaciones o servicios en la nube para trabajar como si lo hacemos a nuestra oficina a través de una conexión remota, vamos a necesitar una conexión de banda ancha de calidad. Aquí la velocidad de descarga no será tan importante como lo es la velocidad de subida, tanto por el lado de la conexión en nuestra oficina como en casa.

Habilita un puesto de trabajo en casa donde trabajar cómodo y sin interrupciones

Para llegar a ser realmente productivos en casa vamos a necesitar estar cómodos delante de nuestro ordenador. Tendremos que tener un puesto de trabajo adecuado para pasar unas cuantas horas delante del mismo concentrados en el trabajo que tenemos por delante.

Una silla cómoda y a la altura adecuada, mejor si es en una habitación que en una sala común de la casa, sobre todo si no vivimos solos, para evitar interrupciones. Nada de pensar que puedes trabajar bien sentado en el sofá viendo la tele. Así no se mejora la productividad, todo lo contrario.

Una de las cuestiones que te va a ayudar a mejorar la productividad en casa es no tener interrupciones, de compañeros, de jefes o de llamadas de teléfono de clientes. Esa tarde que dedicamos a trabajar en casa es para sacar una serie de tareas adelante en las que necesitamos estar concentrados y donde vamos a hacerlas más rápidas si mantenemos la concentración sólo en estas tareas.

logo_GVOesp

Define tus tareas para hacer en casa

Por eso es fundamental definir qué tipo de tareas podemos hacer mejor en casa que en la oficina. A partir de aquí ya podemos dejar esta tarea reservada para este momento. Podemos hacer la prueba, de trabajar en la oficina y en casa en tareas similares y comprobar cuánto tiempo tardamos en cada caso.

Además tienen que ser tareas que podamos realizar de forma autónoma, es decir, que no necesiten supervisión, no tengamos que consultar cómo hacemos esta u otra cosa, etc. Necesitamos tener claro que son tareas ejecutivas o de supervisión, en las que vamos a ganar en productividad trabajando en casa de forma autónoma.

Tampoco serían recomendables tareas que tengamos que ejecutar en grupo, al menos en la fase de definición. Otra cosa es que tengamos dividido el trabajo y tengamos que hacer nuestra parte, dejando para la oficina la fase de puesta en común o discusión.

Encuentra el momento adecuado para trabajar

Por último es importante encontrar el momento adecuado para trabajar en casa. Tiene que ser un intervalo de tiempo donde nuestra presencia en la oficina no sea básica. En las empresas en las que se implanta el teletrabajo normalmente se deja alguna tarde para esta tarea, aunque puede ser un día completo o aprovechar las primeras horas de la mañana y de esta manera evitar también las horas puntas y atascos.

También va a depender de nuestras rutinas personales. Por las tardes es más fácil si tenemos familia que haya gente por casa, que pueden interrumpir el trabajo, mientras que por la mañana podemos estar solos con más facilidad. Tenemos que recordar que el objetivo es trabajar más concentrados y sin interrupciones.

Otras veces lo mejor es madrugar y trabajar esas dos horas que teníamos previstas para hacer en casa a primera hora de la mañana. Así cuando hemos concluido el trabajo podemos ir al despacho y concluir con nuestra rutina de la forma habitual. Para otras personas este momento de calma y concentración llegará después de la cena. Como he comentado antes, depende mucho de los hábitos y rutinas personales, de nuestra capacidad de concentración, y el tipo de trabajo que tenemos que realizar.

En definitiva lo que buscamos es ser lo más eficaces posibles. Trabajar desde casa nos puede ayudar con determinadas tareas, no sólo como una forma de conciliar vida personal y familiar, que también, sino como una forma de mejorar la productividad de determinadas tareas que necesitamos hacer en soledad, sin interrupciones y manteniendo la concentración adecuada que muchas veces sólo conseguimos aislándonos del resto de empleados de la oficina.

Que gastos te puedes deducir cuando tienes el despacho en casa

La Dirección General de Tributos (DGT) ha aclarado en una consulta vinculante qué gastos se puede deducir un abogado que desarrolla su actividad profesional en un despacho situado en su vivienda habitual.

Según explica, los desembolsos deben quedar justificados con la correspondiente factura y registrados debidamente en los libros-registro.

El abogado podrá deducirse los gastos derivados de la titularidad de la vivienda, como el IBI, tasa de basuras, amortizaciones o comunidad de propietarios, proporcionalmente a la parte de la vivienda que utilice como despacho profesional. Y si no fuese dueño, sino arrendatario de la vivienda, podría deducirse el coste proporcional de la renta satisfecha.

Respecto al valore de suministros como luz, agua, calefacción, teléfono fijo, conexión a Internet, fax, etc., sólo serán deducibles cuando se destinen exclusivamente al ejercicio de la actividad, al igual que el uso del teléfono móvil, que se quedaría fuera de la lista si se usa indistintamente para llamadas privadas y profesionales. En cuanto al ordenador, si está afecto al desarrollo de la actividad profesional, el abogado podrá deducirse las amortizaciones correspondientes en la determinación del rendimiento neto de su actividad.

Sobre material de oficina y libros, apunta al principio de correlación de ingresos y gastos, y explica que serán descontados siempre que sean necesarios para el desarrollo de la actividad. Eso sí, recuerda que es competencia de la Agencia Tributaria valorar las pruebas aportadas y verificar que tal vinculación existe.

¿Cómo invierto un premio millonario?

En Bélgica, un acertante de la combinación ganadora de Euromillones ha resultado premiado con los 15 millones de euros de el sorteo del viernes 28 de agosto. El mejor consejo que se puede dar en este caso es que realices una buena inversión.

Si cualquier ciudadano recibiera tal “humilde” cantidad, lo primero en lo que pensaría es en tapar agujeros, cubrir sus deudas o comprarse una casa. Pero más allá de los primeros impulsos, de disfrutar de grandes comidas y largos viajes. Cuando se vuelve a la realidad, si es que alguna vez se hace, ¿qué tenemos que hacer con el dinero?

No será ni la primera vez ni la última que una persona recibe un gran herencia o un premio de la lotería y acaba en una situación económica peor de la que tenía. Si únicamente gastas sin pensar en generar más ingresos es el camino directo a la ruina. Saber distribuir el dinero de manera consciente e invertirlo bien, es una tarea muy complicada. Es recomendable acudir a expertos que tenga conocimiento del mercado financiero y no dejar nada al azar.

-Diversificar nuestro dinero: Es uno de los consejos más básicos para personas que realizan una gran inversión. Este mecanismo consiste en aplicar nuestro dinero en distintas acciones sin que sobrepasen el 1% del capital total a distribuir.

-Invertir en bolsa: Es de los tipos de inversión más peligrosos, las fluctuaciones del mercado son imprevisibles y nunca podremos tener certeza de si conseguiremos ganar con nuestra apuesta. Este riesgo es lo que nos permite que la posible rentabilidad que podemos obtener sea mucho mayor.

-Adquirir un plan de pensiones: Con el fin de asegurarnos un futuro estable en el momento de nuestra jubilación. Es una de las inversiones más inteligente que podemos realizar, si no somos unos buenos ahorradores corremos el riesgo de que no nos quede nada para el futuro, justo en el momento en el que no percibimos ningún ingreso. Los expertos recomiendan aplicar el máximo capital permitido legalmente.

-Los fondos de inversión: Es uno de los productos más apropiados para las personas que ostenten un patrimonio elevado. Una de las mayores ventajas que se pueden obtener es el tratamiento fiscal específico para estos productos. Permitiendo elegir el momento exacto en el que queremos tributar por las ganancias obtenidas. Además es posible realizar traspasos entre distintos fondos de inversión si la necesidad de pagar un peaje fiscal, este rasgo es el que nos permite adaptar cada inversión a la evolución del mercado, todo ello sin perder las ventajas fiscales que hemos ido acumulando.

-El mercado inmobiliario: Es una de las opciones que no se puede dejar de tener en cuenta, si bien es una de las más peligrosas por la inestabilidad del mercado inmobiliario. Aunque, en la actualidad, España está viviendo una recuperación en este ámbito, cada vez hay mayor solidez y menos riesgo. Así lo demuestran los informes de la OCDE, la Organización para la Cooperación y el Desarrollo, cuyos datos afirman que es el fin de la burbuja inmobiliaria. La vivienda ya no está sobrevalorada y cada vez tiende más, a la convergencia con su valor real.

Es difícil que después de recibir un millón de euros, mantengamos la cabeza fría y tomemos las decisiones que realmente necesitamos. Por eso es esencial acudir a un experto que nos dé consejo, y qué no solo nos ayude a no perder capacidad adquisitiva por la presión de la inflación. Si no a conseguir rentabilizar al máximo nuestro dinero.

error

Te gusta? Por favor, cuéntalo a tus amigos

Password Reset
Please enter your e-mail address. You will receive a new password via e-mail.