financiación

now browsing by category

 

¿Quiénes intervienen en la firma de una hipoteca?

Esto es una pequeña guía para que no te pierdas si estás pensando en hipotecarte.

  • El que firma: es la persona afectada por el compromiso de la hipoteca, es decir el dueño de la finca, ya que la ley dice que para abrir un préstamo hipotecario es necesario que el inmueble que se hipoteca pertenezca al que la hipoteca
  • El que da la hipoteca: es el acreedor del préstamo hipotecario (normalmente un banco o caja de ahorros) y el que se encarga de cobrar cada mes la cuota hipotecaria. Aunque por el hecho de ser acreedor no tiene derecho de posesión de la vivienda, sí tiene la potestad de solicitar la ejecución de la misma ante un impago de las cuotas (3 como mínimo) del préstamo hipotecario
  • El que presta: generalmente un banco o caja que previamente ha realizado un estudio sobre la viabilidad de la operación. La entidad constituye la hipoteca sobre el inmueble, da el dinero al comprador y éste se lo que se entrega al vendedor bajo notario. Después cobra de forma periódica la cuota hipotecaria resultante
  • El que avala: es el encargado de pagar la hipoteca si el que debe pagarla en primera instancia no lo hace. El avalista responde de igual forma que el hipotecado. Las entidades financiera son cada vez son más exigentes a la hora de conceder créditos y en muchos casos tener un aval es un factor determinante para que nos concedan la hipoteca
  • El que da fe: el notario es el funcionario público autorizado para dar fe de la constitución de la hipoteca. Tienen la obligación de asesorar a quienes reclamen su actuación. en un préstamo hipotecario los firmantes le pueden pedir todas las explicaciones que quieran sobre cualquier cláusula de la escritura (condiciones generales o particulares del préstamo, obligaciones, responsabilidades, etc.). La hipotecas deben formalizarse necesariamente en escritura pública. El que abre la hipoteca tiene derecho a elegir el notario que él prefiera comunicándoselo al banco
  • El que registra: el registrador es otro funcionario público y está encargado de inscribir en el Registro de la Propiedad la operación
  • El que hace los papeles: la gestoría realiza todos los trámites necesarios, tanto previos como posteriores a la firma hasta la correcta inscripción del documento público en el Registro de la Propiedad. Será la responsable de pedir una provisión de fondos a quien corresponda para pagar los gastos de la operación (notaría, Registro de la Propiedad, cálculo y liquidación del impuesto correspondiente), así como de la cancelación de cargas anteriores si las hubiera
  • El que tasa: la tasadora es la empresa encargada de determinar el valor real del inmueble. Esta valoración se le denomina tasación, es obligatoria y debe realizarla una entidad tasadora inscrita y registrada en el Banco de España. Este es un trámite previo a la firma de la escritura, puesto que es necesaria para el estudio de la solicitud.

Para conseguir las mejores condiciones del mercado contacta con nosotros, no trabajamos para ningún banco, trabajamos para ti .. CONTACTA

CRIPTOMONEDA, la moneda del futuro

La criptomoneda o criptodivisa es una moneda de intercambio digital, que se usa principalmente para las negociaciones en línea.

La primera criptomoneda que apareció en el mercado fue el Bitcoin en el año 2009. Fue la pionera en este tipo de valor, dando inicio a la aparición de otras criptomonedas que han tomado su ejemplo.

Entre las más conocidas están el Litecoin, el Ripple, el Dogecoin  y ahora surge una nueva llamada CoinSpace desde una empresa de residencia en Malta y con capital suizo. Esta criptomoneda, el Soin,  viene con gran impulso financiero y de usuarios.

Una nueva empresa está surgiendo y quiere posicionarse con fuerza y como una opción clara de negocio. Si quieres participar puede registrarte en el siguiente link CoinSpace.

Actualmente ya existen muchas criptomonedas con diferentes pautas, aunque la mayoría son similares y derivadas de la más conocida y pionera que es el Bitcoin.

Las criptomonedas garantizan equilibrio seguridad en sus estados de cuentas por medio de una red de agentes. Transferencia de archivo segmentada o transferencia de archivo multifuente que se verifican mutuamente con los “miners” llamados comúnmente minería. Son un gran grupo de personas o usuarios que protegen activamente la red denominada “entramado” al mantener una alta tasa de procesamiento de algoritmos, con la finalidad de tener beneficio y recibir una pequeña cantidad de ganancias, que se reparte de manera aleatoria.

La criptomoneda es muy segura, porque ningún particular o grupo puede acelerar la creación de monedas y manipular esto de manera ilegal o abusivamente. Solo se generan cantidades avaladas y limitadas colectivamente por un valor definido y conocido públicamente con anterioridad.

La criptomoneda proporciona una seguridad muy difícil de ser violada. Tanto así que si fuera atacada por delincuentes informáticos esto sería casi imposible ya que el que quisiera penetrar el sistema POW de bitcoin necesitaría una gran potencia informática. Esta debería ser mayor que todo el entramado de minería o Miners,  y poseer un potencial informático mayor que el que posee Google. Por lo tanto es prácticamente imposible penetrar y violar la seguridad de las criptomoneda.

El origen de las criptomoneda proviene del movimiento Cypherpunk, originado en  los 80, que aboga por la difusión y el uso extendido de la criptografía como herramienta para el cambio social y político.

En 1990. David Chaun crea otra moneda, el Digicash, proporcionando un sistema centralizado de dinero electrónico el cual permitía transacciones más anónimas y seguras.

En 1997, Adam Black presenta Hashcash, un sistema basado en prueba de trabajo para limitar los ataques “Dos”  y el spam.

En 2009,  persona o grupo con el seudónimo Satoshi Nakamoto presenta el Bitcoin, la primera criptomoneda completamente descentralizada, utilizando una cadena de bloques (blockchain en inglés) con prueba de trabajo.

El Bitcoin utiliza el algoritmo SHA-256, una función hash criptográfica, como su esquema de prueba de trabajo.

En ocasiones, cuando se habla de Bitcoin, se suelen usar indistintamente los términos: moneda virtual, moneda digital o criptomoneda pero cada uno de esos términos son diferente

La moneda virtual que es y para que sirve:

Definido por el Banco central Europeo (BCE) en 2012 como un tipo de dinero digital no regulado que se emite y es controlado generalmente por sus desarrolladores.  Es utilizado y aceptado entre los miembros de una comunidad virtual específica.

La moneda digital:

Es una moneda virtual que se crea y se almacena electrónicamente.

Las criptomonedas:

Son un subconjunto de monedas digitales basadas en la criptografía.

El prefijo “cripto” significa oculto, secreto y proviene de la palabra griega kruptos.

La criptografía es el estudio de métodos de encriptación de información, generalmente utilizados para enviar mensajes de manera segura y privada y para mantener la seguridad y autentificación de los datos.

“Una moneda digital que emplea técnicas de cifrado para reglamentar la generación de unidades de moneda y verificar la transferencia de fondos. Opera de forma independiente de un banco central”.

En base a información, se podría definir el término de criptomoneda como, una forma de moneda basada únicamente en matemáticas. es diferente a la moneda fiduciaria que se crea de forma impresa. La criptomoneda se produciría por medio de resolución de problemas matemáticos basada en criptografía.

Tu Jubilación en criptomonedas. Tu mejor opción.

jubilados1

Si eres de los que han sufrido las calamidades de la crisis y tienes alrededor de 40, estarás pensando en tu jubilación como en una enfermedad terminal.

Probablemente has tenido que congelar el plan de pensiones indefinidamente, y ahora te encuentras en tierra de nadie, donde necesitarías añadir mucho capital al mes en tu plan para poder acceder a una jubilación decente.

Si además has sido de los miles de empresarios que te has arruinado, la posibilidad de jubilarte algún día es imposible, estarás trabajando hasta tu muerte.

Pero, tengo una solución para ti. Puedes conseguir jubilarte, y de una manera digna.

¿Dónde está el truco?. Se llama inversión, inversión en criptomoneda.

La criptomoneda es hoy una oportunidad real que nos brinda este mundo online que está cambiando el sistema de pagos e ingresos.

¿Será la criptomoneda la moneda del futuro? ¿Se extinguirán los billetes, monedas y tarjetas de crédito para dar paso a un dinero totalmente virtual? Algunos apuntan a un futuro sin cajeros, sin cajas registradoras, colas, ni esperas; un futuro cercano en el que ir al supermercado será cuestión de entrar y salir, donde el cobro sea tan automático que ni siquiera tengamos que detenernos.

Antiguamente, se intercambiaban oro y metales preciosos por los alimentos u objetos que se necesitasen y  había que llevarlo constantemente encima. Además de inseguro era incómodo. Fue ahí cuando comenzaron a aparecer los primeros “almacenes de oro”. Lo formaban personas que guardaban el oro y emitían papeles que certificaban que el portador disponía de cierta cantidad guardada en un sitio concreto. Y así, nació el papel moneda, el inicio de lo que hoy llamamos billetes y monedas.

Esas personas empezaron a llamarse banqueros y el dinero comenzó a centralizarse. Pronto se dieron cuenta de que podían prestar ese dinero a otras personas y cobrar intereses. De esta forma, nacieron empresas que se denominaron bancos y cada vez concentraban mayores sumas de dinero.

En el 2009 nació la primera criptomoneda, el dinero virtual, una iniciativa que busca la descentralización. Así como empresas y organizaciones gubernamentales han evolucionado creando estructuras cada vez más descentralizadas, el dinero ya ha dado sus primeros pasos para seguir por el mismo camino.

A diferencia del dinero fiduciario, la criptomoneda sólo genera una cantidad de unidades previamente definidas, a una velocidad que está limitada por un valor establecido y conocido públicamente con anterioridad.

Las criptomonedas no pertenecen a ningún Estado. Permiten realizar compras a nivel internacional y ser cambiadas por otra divisa sin intermediarios.

Desde la creación de la primera criptomoneda, el Bitcoin, han surgido más de 200 y, aunque la mayoría no ha llegado ni a oler el éxito, su crecimiento sigue generando grandes expectativas. Coinspace es una criptomoneda de nueva generación que ha ido cobrando cada vez más fuerza, tanto es así que apunta a ser la gran competencia de la tan conocida Bitcoin.

¿Como funciona una moneda como Coinspace?

Realiza pagos instantáneos con cero comisión.

Posee un sistema de intercambio interno P2P (Peer to Peer, de persona a persona) donde puedes cambiar monedas de Coinspace por otras criptomonedas o divisas como el euro o el dólar, sin intermediarios.

Permite intercambiar todo tipo de criptomonedas con más de 100 sistemas de pago y los 500 bancos mundiales principales, garantizando la seguridad de las transacciones y protegiendo la privacidad del usuario.

A día de hoy son muchas las monedas que se han extinguido para dar paso a otras nuevas, ya sea por motivos de inflación, guerras, independencia,… El volumen de transacciones realizadas con criptomonedas demuestra un crecimiento exponencial. La adopción de este tipo de moneda es cada vez más global, la inversión en tecnología sigue creciendo y su expansión ha llegado a las calles de Europa y Estados Unidos donde ya existen cajeros automáticos que permiten depositar efectivo tradicional y obtener criptomonedas y viceversa.

 

Y tú, ¿qué opinas? ¿Crees que la moneda virtual cobrará la suficiente fuerza como para conseguir que se extinga la pluridad de divisas y se unifique una sola criptomoneda mundial?

¿Quieres armar un plan autentico de jubilación pensando en la abundancia y no en la escasez?.. Ponte rápidamente en contacto! 

Conoce tu Banco: ¿En qué banco sale más caro quedarse en números rojos?

Las comisiones e intereses varían de forma sustancial de un banco a otro, y los números rojos o el descubierto en cuenta no son una excepción. Lo que en un banco puede suponer un coste de 1 euro en otro puede ascender hasta 50 euros.

numeros-rojos

A la hora de comparar las diferentes entidades en esta cuestión, la situación es clara: los bancos online son los que menos cobran por dejar la cuenta en números rojos, mientras que la gran banca es la que más castiga los descubiertos, según el análisis realizado por el comparador Help My Cash.

Cuando una cuenta bancaria tiene un descubierto, los bancos diferencian dos comisiones distintas. Una de ellas es el cargo por reclamación de posiciones deudoras, en las que la entidad cobra al cliente por la gestión que tiene que realizar para reclamar el descubierto.

En este concepto, los clientes de EVO Banco son los más beneficiados, ya que no tienen que pagar ningún tipo de comisión, seguidos de Self Bank, que cobra 25 euros e ING Direct, que cobra una comisión de 25 euros por esta gestión.

Al otro lado se sitúan Banco Santander y Openbank, que cobran 39 euros a los clientes, junto a Caixabank, Banco Sabadell, Bankia, Unicaja, Ibercaja y Banco Popular, que cobran 35 euros, además de BBVA, que cobra 30 euros en este concepto.

A esta comisión los bancos suman un segundo concepto: el cargo por apertura de descubierto, que se suele aplicar sobre el mayor saldo deudor y suele ser de un 4,5% con un pago mínimo de 15 euros, aunque el descubierto en cuenta sea de 1 euro.

Sin embargo, de nuevo hay excepciones, ya que EVO Banco, Open Bank, Self Bank e ING Direct no aplican este cargo, mientras que Kutxabank aplica un 4% con un mínimo de 7 euros. Por su parte, Banco Popular carga un 4,5% con un mínimo de 20 euros, siempre y cuando el descubierto en cuenta sea inferior a 60 euros.

MÁS CARO QUE UN MINICRÉDITO
El estudio de Help My Cash refleja que, dados estos datos, en ocasiones sale más barato pedir un minicrédito que dejar la cuenta en números rojos, pese a la idea mayoritaria de que los pequeños créditos cobran unos intereses desorbitados.

Un minicrédito online de 100 euros a 30 días cuesta unos 30 euros de media, mientras que dejar en la cuenta un descubierto de 100 euros durante 30 días en una entidad de la gran banca costaría unos 45 euros, destaca el estudio.

Fuente: Europa Press

La mortal trampa del emprendimiento en España

En España se está intentando implantar en lo más profundo de la mente de los jóvenes la idea de que emprender es la panacea de todos los males financieros.

Así vemos a cientos de jóvenes (y no tan jóvenes) abriendo y cerrando empresas a lo largo y ancho del territorio español regando con sus cadáveres las cuentas negativas de la seguridad social. Porque todos, terminan siendo zombies de una sociedad a la que deben dinero que no pagarán en toda su vida.

images

Estos muertos vivientes (financieramente hablando) seguirán intentando prosperar a fuerza de abrir otras empresas a nombre de parientes, en pruebas de acierto o error hasta llegar, si llegan, a ganar dinero con su emprendimiento. Hasta entonces se rodearán de una galaxia de organizaciones, gurús, centros, publicaciones y eventos destinada a hacer creer al aspirante que su éxito depende exclusivamente de sí mismo.

Y no es así, cuando emprendes puedes controlar todo lo que ocurre en el entorno de tu empresa. Pero si dependes de un mercado, o tu trabajo se enfoca a dar servicios a ciertas empresas o necesitas de materia prima especifica para tu producto. Si algo va mal en ese mercado te afectará si o si. Por eso, tienes que emprender confiando, en un porcentaje más o menos elevado, en la suerte.

Si el mercado no cuadra, las empresas a las que das servicios entran en «concurso de acreedores» o la materia prima sube sus precios a niveles estratosféricos … estarás en un buen aprieto.

Según The Enterprise Corporation of Pittsburgh (Corporación de Empresas de Pittsburgh) estas adversidades se pueden evitar, si se tiene en cuenta que todas las ideas innovadoras, aunque funcionan en algunos casos, siempre representan un riesgo.

Basado en ello el experto Frederick J. Beste realizó un estudio en el que determinó las principales fallas, que algunas veces por inocencia o por falta de malicia, le ocurren a los hombres de negocios.

Convencido de que la gran mayoría de estas «trampas» se originan en planes viables y con sentido común, Beste creó una lista de algunos de los errores más frecuentes en el ámbito empresarial.

1. Socios «por mitades»

La idea de que son mejores y más equitativas las sociedades en las que los socios tienen la misma participación es revaluada, y por el contrario, se considera una trampa peligrosa que puede llevar a la quiebra.

Es el típico caso de tres amigos que deciden montar una empresa, dividiéndosela en partes iguales y otorgándose sueldos idénticos. Según Beste  esa es una receta para el fracaso porque, primero la compañía carece de un líder, de alquien que sea un verdadero responsable; segundo, tarde o temprano aparece una diferencia de opinión irreconciliable; y tercero el que haya sido elegido como gerente, se considerará así mismo como un «poquito más que los demás», y en el caso de que la empresa tenga éxito, será el quien obtenga el reconocimiento del público.

La solución está en contratar a una persona que tome el control de la empresa y en quien los dueños puedan depositar su confianza.

2. El derroche

Una empresa que comienza con equipos y muebles elegantes, lo mejor en infraestructura y sueldos de gerencia elevados, está abocada hacia la quiebra. Esto es lo mismo que hacer una fiesta de graduación cuando hasta ahora se va en primer semestre.  Los empresarios más exitosos han aprendido que la falta de liquidez puede ser la muerte, por eso son muy precavidos a la hora de gastar el dinero y van aumentando sus costos a medida que la empresa va progresando.

3. Los precios inadecuados

Una empresa comienza mal cuando su premisa de ventas consiste en ofrecer precios más bajos que los de la competencia. Eso es tan ilógico como esperar que un país pequeño se enfrente a una superpotencia. Lo mejor es fijar los precios de acuerdo con el mercado.

4. Capital Insuficiente

Es el caso de aquellos empresarios que piensan que se puede comenzar un negocio con un capital por debajo de lo necesario, confiándose en las futuras ganancias.  La historia y las leyes de Murphy han demostrado que en 90% de los casos las ventas no alcanzan a presentar el margen de ganancia esperado.   De ahí que sea recomendable empezar con más capital del que se cree se va a necesitar.

5. Falta de Foco

El recurso más valioso de una nueva empresa es el talento y hacer las cosas bien desde el principio es un enorme desafío.  Por el contrario cuando se intenta realizar dos o tres actividades al mismo tiempo, se puede caer en la mediocridad o en algo peor. Lo adecuado es seleccionar bien las oportunidades antes de comenzar y concentrarse en el ambiente del mercado y la competencia.

6. No admitir los errores

Sicológicamente una de las trampas es pensar que «ya invertimos mucho en esto como para salirnos ahora». Por muchas razones (miedo, ego etc.) es difícil admitir que se cometió un error y no se toman las medidas correctivas a tiempo. Así que lo mejor es aceptar que se perdió una suma de dinero y buscar las razones que lo motivaron, para que no se vuelvan a repetir.

7. Confianza en el mejor cliente

Beste  la califica como la trampa más dolorosa, porque golpea después de un largo período de éxito y se presenta cuando una compañía ha tenido muy buenas relaciones con un cliente, gracias al cual se han efectuado buenos negocios.  De repente «el mejor» comprador deja de hacer la misma cantidad de pedidos o simplemente empieza a incumplir con sus pagos. Por eso es importantísimo reducir la dependencia en un sólo cliente.

8. Diversificar

Si no se conocen en el mercado, la tecnología, las intimidades de los compradores, las tendencias, las relaciones o la competencia, es mejor no meterse en un negocio.

9. Litigio emocional

El tiempo, el dinero y el esfuerzo que se emplean en los líos judiciales, muchas veces lleva a un desgaste emocional que no es compensado con nada.  Por eso, antes de que los empresarios decidan meter su compañía en problemas judiciales, lo mejor es asesorarse de alguien que pueda decir si el litigio vale la pena.

10. El producto «Nunca listo» para el mercado

Los diseñadores y los ingenieros nunca muestran sus creaciones hasta que no consideran que están perfectas; esto es desproporcionado porque la tecnología siempre evoluciona y siempre hay una mejoría que se puede hacer.  Así que cuando un empresario tenga un producto que represente una opción mejor a la de la competencia, no debe esperar a que sea perfecto: debe sacarlo al mercado.

11. Investigación de mercado inadecuada

Beste cree que sobre este tema se podría escribir todo un libro, ya que las fallas en la investigación de mercado son causas seguras del fracaso.

12. No hay razón para que el cliente cambie

Los mejores esfuerzos empresariales pueden surgir del desarrollo de una matriz de la competencia, que incluya las razones que motivan a la gente a la hora de comprar.  Si al revisar dicha matriz, el empresario no encuentra ninguna razón para que los compradores se cambien a su producto, lo mejor es que no se meta en el negocio.

13. El descontrol del crecimiento

En muchas ocasiones se presentan elevados crecimientos en los volúmenes de ventas, lo cual es muy peligroso porque en cualquier momento se puede pasar del éxito a la bancarrota.  Cuando esto ocurre, muchas cosas pueden salirse del control, como los créditos, la contatación del personal, el servicio delcliente, el control de calidad, etc.  Si un empresario empieza a sentir que su compañía está funcionando tan bien que se le sale de sus manos, es aconsejable que dé un paso atrás y mire las cosas objetivamente, para así poder ajustarse a al nueva situación.

14. Apostar la casa

Contrario a lo que piensa, los grandes empresarios no tienen tendencia a tomar riesgos considerables.  Ellos no temen a los riesgos que pueden controlar, pero nunca estarían dispuestos a apostar todo, incluso su casa, por un nuevo negocio.  Es aterrador cómo algunas supuestas «buenas oportunidades» pueden rápidamente requerir una inversión de dinero que implique la realización de préstamos impagables.

«A medida que su negocio crezca, mantenga esta lista en mano.  Aunque el instinto empresarial indica que se debe jugar a la ofensiva, la defensa también es importante.  Si evita estos errores clásicos, podrá asegurar que habrá aumentado sus chances de ganar la partida» concluye Beste.

Beste es estadounidense, por eso, en este punto 14 nos advierte, que no apostemos tanto por el negocio como para perder la casa. Obviamente no sabe que, en España, si tu negocio va mal, perderás tu casa de todas formas. Los bancos o las administraciones se encargarán de ello… por lo tanto, si no lo tienes claro, no emprendas o lo pagarás con tu vida..

Cómo ganar dinero en 8 pasos

Si nos dan a elegir entre ahorrar o ganar más dinero, elige la segunda opción.
La frugalidad realmente es no tener la necesidad de almacenar cosas que no necesitamos, no gastar un dinero que no tenemos para comprar algo que si lo pensamos dos veces, no nos hace más felices, y desde luego, vivir dentro de nuestras posibilidades, que básicamente es lo que significa gastar menos de lo que ganamos.
Gastar menos dinero realmente es lo más sencillo, y quizá por eso es la opción elegida por la mayoría de personas, porque cualquiera sabe ahorrarse dinero tomándose el café en casa en lugar de una cafetería y hacer un botellón en casa en lugar de tomarse un par de copas en compañía con los amigos.
La opción más difícil, pero más rentable, sin duda es ganar más dinero. Y es que la riqueza no viene del ahorro, sino de buscar formas de generar más ingresos y crear más activos, incluidos los negocios, a no ser que seas un directivo de una gran compañía que cada año te embolsas más de 1 millón de euros.

El dinero no lo es todo. Tal vez para ti el dinero está casi al final de la lista. Todos tienen su propia definición de éxito. La mía es ésta: “El éxito es hacer que aquellos que creyeron en ti se vean inteligentes”.

Para mí, el dinero no es tan importante, pero tengo que confesar que sí me importó mucho en alguna época (tal vez porque no tenía mucho). ¿Qué tipo de cosas debes hacer para aumentar tus oportunidades de unirte al club de los millonarios?

1. Deja de obsesionarte con el dinero. Descubre si lo que haces te distrae de las cosas que realmente te ayudarían a hacer crecer tu fortuna. Cambia tu perspectiva. “Ve el dinero no como tu meta principal sino como un resultado por hacer bien las cosas”.

2. Comienza un registro para saber a cuánta gente ayudas, aunque sea algo pequeño. Las personas más exitosas que conozco ayudan mucho. Son muy buenas entendiendo a los demás y ayudándolos a alcanzar sus metas. Saben que su éxito está basado en el éxito de la gente a su alrededor. Así que trabajan duro para hacer que los otros triunfen: sus empleados, clientes, vendedores, proveedores, etcétera.

3. Deja de pensar en hacer un millón de dólares y comienza a pensar en ayudar a un millón de personas. Cuando sólo tienes algunos clientes y tu meta es hacer mucho dinero, vas a buscar muchas maneras de quitarle hasta el último peso a los consumidores. Pero cuando encuentras una forma de servir a un millón de personas muchas cosas buenas pueden pasar.

El poder de la palabra es sorprendente. La retroalimentación que recibes es exponencialmente mayor así como tus oportunidades para mejorar tus productos y servicios. Tendrás la oportunidad de contratar a más empleados y beneficiarte de su experiencia, sus habilidades y su genialidad en general.

Con el tiempo tu negocio se convertirá en algo que nunca hubieras soñando, ya que tus empleados y clientes te llevarán a lugares increíbles. Ayuda a un millón de personas y el dinero llegará.

4. Ve el hacer dinero como una forma de hacer más cosas. De forma general hay dos tipos de personas:

1. Una hace las cosas porque quiere ganar dinero. Entre más cosas haga más dinero tendrá. No importa mucho su producto o servicio, hará lo que sea mientras los clientes le paguen.

2. La otra quiere hacer dinero porque esto le permitirá hacer más cosas. Busca mejorar su producto y extender su línea. Quiere crear otro libro, canción, película. Ama lo que hace y ve el ganar dinero como una forma de hacer más de lo que ama. El sueño de tener una empresa que haga las mejores cosas y ganar dinero es una forma de alimentar el sueño.

Aunque es posible encontrar un producto que todos quieran y te vuelvas rico al vender ese producto, muchos empresarios exitosos evolucionan y crecen cuando ganan dinero y lo reinvierten en una búsqueda incesante de la excelencia.

“No hacemos películas para ganar dinero, ganamos dinero para hacer más películas” -Walt Disney.

5. Haz una cosa mejor. Elige una cosa en la que seas mejor que la mayoría de la gente. Enfócate en hacer UNA cosa. Practica, aprende, trabaja, evalúa. Autocritica tus creaciones, no de una manera masoquista, pero sí para asegurar que tu trabajo mejore en todo. La gente exitosa financieramente hablando, hace bien una cosa por la que el mundo está dispuesto a pagar.

La excelencia es la recompensa, pero ésta también demanda una paga mucho mayor y mucho más respeto, valor, realización y sentido de logro. Todo esto te hace rico en términos no monetarios.

6. Haz una lista de 10 personas que hagan una cosa bien. ¿Cómo elegiste a esos 10? ¿Cómo determinaste quién era el “mejor”? ¿Cómo mides su “éxito”? Usa esos criterios para medir tu progreso y convertirte en el mejor. No sólo admires a las personas exitosas. Mira más de cerca a lo que las hace exitosas. Usas esos criterios para crear tu propio éxito.

7. Haz un seguimiento de tu progreso. Tendemos a convertirnos en lo que medimos, así que haz un seguimiento al menos una vez por semana. Tal vez verás a cuántas personas has ayudado o a cuántos clientes has servido o evaluarás los pasos clave en tu recorrido para convertirte el mejor.

8. Crea rutinas que aseguren el progreso. Nunca olvides que alcanzar una meta se basa en crear rutinas. Por ejemplo si quieres escribir un libro de 200 páginas esa es tu meta. Tu sistema para alcanzarla puede ser escribir cuatro páginas por día, ésa es tu rutina. Esperar y desear no hará que termines tu trabajo, pero comprometerte a tu rutina te ayudará a lograr tu meta.

Ponte metas, crea rutinas que apoyen esas metas y haz un registro de tu progreso. Arregla lo que no funcione. Mejora y repite lo que sí funcione. Busca ser mejor de lo que eras ayer. Pronto serás bueno, después serás excelente y algún día serás el mejor. Llegará el día en el que, sin que lo notes, seas millonario, si es que ese tipo de cosas te interesan.

¿Cómo invierto un premio millonario?

En Bélgica, un acertante de la combinación ganadora de Euromillones ha resultado premiado con los 15 millones de euros de el sorteo del viernes 28 de agosto. El mejor consejo que se puede dar en este caso es que realices una buena inversión.

Si cualquier ciudadano recibiera tal “humilde” cantidad, lo primero en lo que pensaría es en tapar agujeros, cubrir sus deudas o comprarse una casa. Pero más allá de los primeros impulsos, de disfrutar de grandes comidas y largos viajes. Cuando se vuelve a la realidad, si es que alguna vez se hace, ¿qué tenemos que hacer con el dinero?

No será ni la primera vez ni la última que una persona recibe un gran herencia o un premio de la lotería y acaba en una situación económica peor de la que tenía. Si únicamente gastas sin pensar en generar más ingresos es el camino directo a la ruina. Saber distribuir el dinero de manera consciente e invertirlo bien, es una tarea muy complicada. Es recomendable acudir a expertos que tenga conocimiento del mercado financiero y no dejar nada al azar.

-Diversificar nuestro dinero: Es uno de los consejos más básicos para personas que realizan una gran inversión. Este mecanismo consiste en aplicar nuestro dinero en distintas acciones sin que sobrepasen el 1% del capital total a distribuir.

-Invertir en bolsa: Es de los tipos de inversión más peligrosos, las fluctuaciones del mercado son imprevisibles y nunca podremos tener certeza de si conseguiremos ganar con nuestra apuesta. Este riesgo es lo que nos permite que la posible rentabilidad que podemos obtener sea mucho mayor.

-Adquirir un plan de pensiones: Con el fin de asegurarnos un futuro estable en el momento de nuestra jubilación. Es una de las inversiones más inteligente que podemos realizar, si no somos unos buenos ahorradores corremos el riesgo de que no nos quede nada para el futuro, justo en el momento en el que no percibimos ningún ingreso. Los expertos recomiendan aplicar el máximo capital permitido legalmente.

-Los fondos de inversión: Es uno de los productos más apropiados para las personas que ostenten un patrimonio elevado. Una de las mayores ventajas que se pueden obtener es el tratamiento fiscal específico para estos productos. Permitiendo elegir el momento exacto en el que queremos tributar por las ganancias obtenidas. Además es posible realizar traspasos entre distintos fondos de inversión si la necesidad de pagar un peaje fiscal, este rasgo es el que nos permite adaptar cada inversión a la evolución del mercado, todo ello sin perder las ventajas fiscales que hemos ido acumulando.

-El mercado inmobiliario: Es una de las opciones que no se puede dejar de tener en cuenta, si bien es una de las más peligrosas por la inestabilidad del mercado inmobiliario. Aunque, en la actualidad, España está viviendo una recuperación en este ámbito, cada vez hay mayor solidez y menos riesgo. Así lo demuestran los informes de la OCDE, la Organización para la Cooperación y el Desarrollo, cuyos datos afirman que es el fin de la burbuja inmobiliaria. La vivienda ya no está sobrevalorada y cada vez tiende más, a la convergencia con su valor real.

Es difícil que después de recibir un millón de euros, mantengamos la cabeza fría y tomemos las decisiones que realmente necesitamos. Por eso es esencial acudir a un experto que nos dé consejo, y qué no solo nos ayude a no perder capacidad adquisitiva por la presión de la inflación. Si no a conseguir rentabilizar al máximo nuestro dinero.

Siete errores habituales al pedir financiación

Un emprendedor nunca lo tendrá fácil para conseguir financiación, precisamente porque sólo tiene una idea que piensa que puede ser un negocio. Por eso, hay que saber ‘vender’ muy bien el proyecto a la entidad financiera. Y ser muy prudentes con los números, porque muchas empresas de nueva creación no logran sobrevivir no porque no hayan obtenido financiación, sino porque no han sido capaces de hacer bien los números.

Un banco, o cualquier otra entidad que te preste financiación para poner en marcha tu idea, no sólo necesita saber cómo vas a devolver ese dinero, sino que además tiene que comprobar que tu endeudamiento no es excesivo, y que la viabilidad de la empresa está si no garantizada al menos encarrilada.

Tanto si eres una empresa ya existente como si eres un emprendedor, a la hora de solicitar financiación, hay que evitar cometer errores que echen al banco o a los inversores para atrás. Los errores más habituales en financiación para empresas y/o emprendedores son:

1.-No tener un buen plan de negocio. Es la equivocación más frecuente, sobre todo porque el emprendedor lo que tiene es una idea, y mucha fe y entusiasmo en ella, no tiene por qué ser un experto en números. El problema es que el banco, o cualquier inversor o financiador, antes de poner un euro en tu proyecto quiere saber si tiene visos de éxito, si va a generar el suficiente negocio como para que seas capaz de devolver la financiación solicitada. Con una buena idea solamente no vas a conseguir financiación.

2.- No conocer el mercado: La idea que tienes puede ser muy buena, pero necesitas contrastarla con el mercado, si hay ya productos o servicios similares, si de verdad mejoras a la competencia, si existe demanda para lo que quieres lanzar.

3.- No tener suficiente experiencia: en la medida que puedas, rodéate de personas con experiencia en sacar negocios adelante para consolidar tu proyecto. Tu equipo debe tener experiencia y conocimiento del mercado y también de la financiación y de la gestión de la tesorería. La experiencia es la mejor garantía para el entusiasmo del emprendedor. Y uno de los aspectos que más tendrán en cuenta el banco o el inversor a la hora de embarcarse en tu proyecto.

4.- El exceso de optimismo. Es otra de las equivocaciones más habituales en un emprendedor, y una de las razones más frecuentes alegadas para rechazar financiación. Una cuestión es tener mucha fe en tu idea, y otra muy distinta es ser excesivamente optimista en previsiones de ventas, resultados, y tesorería. Esta actitud pone de manifiesto que no eres prudente financieramente (lo que asusta a cualquier inversor) y que además no conoces el mercado, ni tienes suficiente experiencia.

5.- No aportar contratos con clientes. Obviamente, un banco, cualquier entidad o institución que proporcione financiación, lo primero que quiere ver son datos palpables, comprobables. Si tu idea ha conseguido ya atraer inversores o clientes, la mejor forma de conseguir financiación es mostrando esos contratos. Aunque sean sólo precontratos o compromisos de compra, esos datos ayudan a tener una idea fehaciente de cómo está evolucionando la empresa.

6.- No aportar dinero propio. Es un error de bulto. ¿Cómo pretendes que el banco o un inversor pongan dinero en tu proyecto, cuando ni tú mismo arriesgas un euro en la aventura?

7. Engañar para obtener la financiación. Los bancos están acostumbrados a cruzar datos, así que no hay mejor motivo para rechazar una petición de crédito que descubrir que lo que has aportado sobre tu proyecto no se corresponde con la realidad. Te puedes equivocar en las previsiones de ventas, pero no puedes entregar a quien quieres que financie tu proyecto datos falsos.

 

8 pasos para ahorrar e invertir este año

¿Está pensando en invertir sus ahorros? ¿Le gustaría revitalizar sus finanzas para poder ahorrar mes a mes? No es tarea sencilla pero tampoco es imposible. Los asesores financieros de EFPA (European Finantial Planning Association) han elaborado una lista de ocho consejos que permitirán optimizar las inversiones y el ahorro en el escenario actual.

1. Organízate y elimina los gastos innecesarios

El inicio del año es una magnífica oportunidad para revisar todos nuestros gastos periódicos y eliminar o renunciar a los que destinamos a productos y servicios que, muchas veces, ni siquiera utilizamos.

2. Vigila tu endeudamiento

La crisis financiera nos ha dejado una clara enseñanza: no debemos contraer deudas que no podamos pagar. Para evitarlo deberemos, ante todo, evaluar si por un determinado objetivo de gasto o inversión merece realmente que nos endeudemos, si podemos afrontar las cuotas periódicas del préstamo o si es mejor plantearnos un plan de ahorro para poder realizar dicho gasto o compra cuando dispongamos de la cantidad necesaria.

3. Saca partido a la reforma fiscal

Entre las medidas incluidas en esta nueva regulación fiscal destacan lareducción de gravámenes al ahorro, así como la nueva figura del Plan Ahorro 5 (consulte aquí sus características), a la que se están sumando algunas entidades. En el caso de los planes de pensiones, Hacienda ha previsto que estos productos se podrán rescatar a los diez años sin penalización fiscal, lo que puede abrir las puertas de los planes a contribuyentes más jóvenes.

4. Aprovecha la caída del precio del petróleo

La reducción del precio del crudo ha provocado una bajada del precio de la gasolina. A pesar de que no ha sido proporcional, sí que ha supuesto un respiro para los conductores, que lo notan en su bolsillo cada vez que llenan su depósito. Los inversores deben estar muy atentos a qué mercados y valores se pueden ver beneficiados o perjudicados de este cambio de escenario.

5. Revisa las condiciones y comisiones de tus productos

El inicio del año es un momento idóneo para revisar las condiciones de algunos productos financieros, que pueden caducar o experimentar algún cambio. También debemos prestar especial atención a las comisiones de los productos, puesto que las diferencias entre entidades pueden ser muy pronunciadas. A la hora de domiciliar tu nómina, pensión o prestación por desempleo, déjate asesorar por profesionales sobre qué alternativa te beneficiará más.

6. Alternativas a los depósitos

La limitación del Banco de España y la política de bajada de tipos del BCE no ponen las cosas fáciles a los ahorradores más conservadores, que antes se refugiaban en los depósitos para obtener una rentabilidad segura. En este escenario, los fondos de inversión o las aportaciones a los planes de pensiones ofrecen algunas ventajas fiscales que los convierten en interesantes alternativas. El actual entorno nos invita, ahora más que nunca, a acudir al asesoramiento profesional a la hora de descubrir cuál es el producto que mejor se adapta a nuestras necesidades. Por otra parte, con una inflación negativa  (-1%), debemos considerar los tipos de interés ‘reales’. Así, un depósito al 0,5% tendrá un rendimiento real del 1,5%.

7. Aprovecha la nueva ‘guerra de hipotecas’

Cada día son más las entidades que vuelven a competir intensamente por lacaptación de hipotecas, mejorando su oferta de diferenciales sobre el euribor. El ‘precio’ de la hipoteca es importante pero ojo, a la hora de contratar un préstamo para comprar una vivienda, estudia bien toda la oferta hipotecariadel mercado y todas las condiciones que trae aparejado cada crédito, antes de elegir el que más te convenga.

8. Cuenta con un plan financiero personal

Con un asesor financiero personal será más fácil acometer todos tus proyectos personales. La improvisación a la hora de invertir nuestro dinero es mala consejera y, si tenemos en cuenta que el producto perfecto no existe, necesitaremos la ayuda de un profesional cualificado que nos asesore. Un planificador que conozca la situación económica y nuestro perfil nos ayudará a conformar un plan eficiente para sacar el mayor partido a nuestra renta a largo plazo.

 

Asistencia a la financiación de empresas

El equipo profesional de asesores financieros de Assesores cuenta con más de 20 años de experiencia en asesoramiento financiero a pymes y grandes empresas. Para ayudarle a conseguir la mejor financiación con las mejores condiciones, desde Assesores ofrecemos los siguientes servicios:

Búsqueda y asesoramiento de financiación bancaria:

  • Colaboración con diferentes entidades financieras para negociar e intentar lograr la liquidez que su empresa necesita con los instrumentos financieros que mejor se adapten a la realidad de su negocio.
  • Asesoramiento y búsqueda de financiación de inversionistas privados.
  • Asesoramiento en Ayudas y/o Financiación de Instituciones Públicas.
  • Información y tramitación de líneas de financiación del ICO.

Para la tramitación y obtención de financiación y refinanciación a través de las líneas del ICO (Instituto de Crédito Oficial, el asesor financiero asignado se encargará de:

  • Ofrecerle información y asesoramiento a cerca de las principales líneas de financiación en vigor.
  • Estudio personalizado basado en las necesidades de financiación de la empresa.
  • Elaboración del obligatorio plan de viabilidad para la tramitación del expediente.
  • Seguimiento del expediente hasta la concesión.
  • Actuación como interlocutor ante la entidad bancaria.

error

Te gusta? Por favor, cuéntalo a tus amigos

Password Reset
Please enter your e-mail address. You will receive a new password via e-mail.