Cómo deducir el gasto del teléfono de un autónomo

Una herramienta imprescindible para el aútonomo es su teléfono móvil, lo necesita y está enganchado a su uso . Pero este gasto, que resulta tan vital, puede no ser deducible si no haces las cosas bien desde el principio.

Te explico cómo puedes deducirte el gasto de tu teléfono, ya sea fijo o móvil, en el IRPF. Atento.

Requisitos para que un gasto sea deducible

Sin duda, el primer punto en el que debemos pararnos es en el que aclara qué se considera un gasto deducible. Según Hacienda cualquier inversión que hagamos debe cumplir con 3 requisitos para poder ser aceptada como “gasto deducible” en el IRPF:

  • Que el gasto esté vinculado a la actividad económica que se desarrolla.
  • Además, debe encontrarse convenientemente justificado mediante factura.
  • Y tiene que estar registrado contablemente en los libros de gastos e inversiones.

Precisamente es esa “afectación” a la actividad lo que causa más problemática a la hora de deducirnos el teléfono, porque el Reglamento del IRPF determina que el gasto debe estar “exclusivamente” afecto a la actividad. Por lo que, si usas el teléfono para fines laborales y fines particulares indistintamente, ya te advierto que no podrás deducir su factura.

Cómo deducir el gasto del teléfono fijo

Vamos a plantear dos escenarios diferentes, el primero, que se trate del fijo que tengas en la oficina o local donde desarrollas tu actividad y, segundo, el teléfono fijo que utilizas para trabajar desde tu casa.

La opción más sencilla de resolver es la primera. Es fácil de entender que puedes deducir sin problema y de manera íntegra la factura del servicio fijo de telefonía de tu oficina o local comercial ya que se entiende que ese espacio está afecto, de per sé, a la actividad. En este caso también los gastos de suministros son deducibles.

Pero en caso de tener la oficina en casa, hay que tener en cuenta ciertos matices.

Recuerda que desde el año 2018 puedes deducirte gastos de suministro de la parte de tu vivienda habitual que afectes a tu actividad, pero siempre que hayas declarado qué metros de esta le dedicas a tu trabajo en el Modelo 036. De hecho, solo podrás deducirte el 30% de la parte de la factura que corresponda a los metros declarados.

En un ejemplo: si tienes afectos 10 metros de una vivienda que tiene 100 metros cuadrados y te llega una factura de 100 euros de telefonía, podrás deducir el 30% de los 10 metros en los has declarado que desarrollas tu actividad. Hablamos de 3 euros.

Cómo deducir el gasto del teléfono móvil

Como apuntábamos en líneas superiores, no se admite la deducción de una línea de teléfono que se use para todo. Por ello, se torna obligatorio tener una línea de telefonía móvil exclusiva para la actividad que desempeñas si es que quieres deducir la factura mensual en tu IRPF.

En este caso, también podrás deducir el costo de la adquisición del propio teléfono móvil vía amortización, aplicando el coeficiente que corresponda.

En caso de tener una factura con todo…

Y un último consejo a tener en cuenta. Hoy en día es habitual tener una misma compañía para todo (Internet, fijo, móvil, etc.) por lo que para que puedas deducir el gasto del teléfono móvil, tendrás que solicitar a tu compañía prestadora del servicio una factura desglosada donde quede reflejado el gasto por líneas y servicios. Es la única forma que tendrás para demostrar a Hacienda qué parte del montante global de la factura te corresponde deducir.

Si quieres saber cómo sacar más rentabilidad a tu movil por medio de una actividad que puedes controlar con tu red de datos de internet, entra en el siguiente enlace e infórmate.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error

Te gusta? Por favor, cuéntalo a tus amigos

Password Reset
Please enter your e-mail address. You will receive a new password via e-mail.