La doctrina Botin o la doctrina Borbon ?

La doctrina Botín ha saltado de nuevo a la palestra por el juicio Noos y la imputación de la Cristina de Borbón. Tanto la fiscalía como la acusación particular han pedido el sobreseimiento de las causas contra la hermana del Rey haciendo uso de la doctrina Botín.

La abogada del Estado, Dolores Ripoll, hizo una defensa de la misma alegando que el lema tan trillado “Hacienda somos todos” se refiere solo a una campaña publicitaria y no a un hecho de derecho y desde la propia Agencia Tributaria sostienen que el único bien jurídico lesionado por las infracciones tributarias es si propio patrimonio. Dicho de otra de forma, que Hacienda no somos todos, sólo nos crujen al pueblo llano.

Doctrina-Botin_EDICRT20141107_0001_3

Qué es la Doctrina Botín

La doctrina Botín surge a raíz de una sentencia 1045/2007 e 17 de diciembre del Tribunal Supremo que sirvió para exonerar a Emilio Botín otros tres banqueros de Banco Santander y 20 clientes y evitar que fuesen juzgados por el caso de las cesiones de crédito comercializadas por la entidad financiera.

La sentencia avaló la decisión de la Audiencia Nacional de que si el fiscal y la acusación particular no acusan a una persona, ésta no puede ser juzgada por mucho que la acusación popular sí lo haga. De esta forma, un juicio oral no podría iniciarse sólo instado por la acusación popular porque, según el criterio de la Audiencia Nacional y el Tribunal Supremo, obraría contra la legalidad.

En concreto, el texto de la Audiencia Nacional apuntaba al artículo 782.1. de la Ley de Enjuiciamiento Criminalsegún el cual “si el Ministerio Fiscal y el acusador particular solicitaren el sobreseimiento de la causa por cualquiera de los motivos que prevén los artículos 637 y 641, lo acordará el Juez”, dejando así en guas de borraja el poder de la acusación popular para abrir juicio oral.

El Tribunal Supremo ratificó esta interpretación rechazando el recurso de las asociaciones AIDC e ICV afirmando que “no contradice la Ley haber entendido que en el art. 782.1. LECrim el concepto “acusador particular” no incluye al acusador popular, toda vez que la base conceptual del sistema legal los distingue”.

El resultado en este caso fue que Emilio Botín y el resto de acusados no tuvieron que someterse a juicio al pedir tanto la fiscalía como la acusación particular el sobreseimiento.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error

Te gusta? Por favor, cuéntalo a tus amigos

Password Reset
Please enter your e-mail address. You will receive a new password via e-mail.